Reglas del buen dibujante (a ver si me aplico el cuento)

  • Prohibida la vergüenza. Dibujar es un acto de expresión. Es una forma de mostrar al mundo cosas que no se pueden mostrar de otra manera. Por tanto, esconder tus dibujos por cualquier motivo es como no haberlos dibujado. Si nadie más lo ve, no existe.
  • Prohibido borrar. Borrar un dibujo, tirarlo a la basura o tacharlo es una mala idea. Si haces algo que no te gusta, guárdalo. Cuando hagas cosas que te gusten podrás buscarlo, comparar y comprobar que has mejorado. Si borras las cosas nunca sabrás si has avanzado.
  • Practicar. Nunca es suficiente práctica. Cuando seas el mejor dibujante del mundo, seguirás necesitando practicar. Si no practicas, no puedes mejorar.
  • Conocer las técnicas. Antes de hacer algo, asegúrate de que sabes por qué lo haces. Si no tienes ni idea de lo que haces, dedica un rato a estudiar la teoría. Si lo que quieres es probar cosas nuevas, no esperes buenos resultados.
  • No esperes buenos resultados. Lo peor que puedes hacer es pretender dibujar bien desde el principio. Si quieres dibujar, dibuja, pero no esperes que salga bien a la primera. Ni a la segunda. Ni a la de un millón. Dibujar exactamente lo que quieres dibujar es el clímax de la maestría. Normalmente se dibuja más o menos lo que se quiere dibujar y, con unas buenas técnicas, se consigue algo bien hecho, pero no necesariamente justo lo que querías.
  • Siempre se puede mejorar. Da igual lo mal o bien que dibujes. Siempre hay sitio para la mejora. Además, mejor o peor son términos relativos y no necesariamente va a ser mejor la capilla sixtina que lo que tú dibujes.
  • Ten un objetivo claro. Si tu dibujo no tiene un fundamento y un objetivo no podrás dibujarlo bien. De la misma forma, un dibujo bien hecho no vale de nada si no tiene un objetivo. Y también un dibujo bien hecho está mal si no cumple su objetivo. De nada me sirve pintar la Última Cena si lo que quería era contar un chiste o dibujar un coche.
  • Si estás dibujando en el ordenador, ¡GUARDA! (Ctrl+S)
  • No desesperes. Si hoy no te sale, inténtalo mañana. Al final acaba saliendo lo que quieres. O incluso algo mejor.
  • Busca referencias. Nadie nace sabiendo. Todo lo que puedas aprender te va a ayudar a la larga. Procura no quedarte con lo primero que encuentres sólo y busca más recursos, tutoriales, referencias y demás hasta que sepas cómo se hace lo que quieres hacer.
  • Pide ayuda. Aprender es más fácil si tienes alguien cerca que te eche una mano. Pregunta, pide consejo y muestra tu trabajo a otros.
  • No abandones. Abandonar es el primer paso para fracasar. El segundo es no volver a intentarlo nunca. Cuando lleves mucho tiempo sin dibujar, DIBUJA.
  • Mantente sano. No puedes dibujar si estás enfermo. Si algo te duele, cúralo. Si tienes hambre, come. Si tienes sed, bebe. Si tienes sueño, duerme. No vale de nada forzar al cuerpo para dibujar un día si luego no vas a poder dibujar en dos por estar mal.
  • Guarda un tiempo específico a dibujar. Si te pones a dibujar, que sea a eso y nada más. Descansa unos minutos cada rato, pero mientras dibujas, céntrate.
  • Pide críticas y no las defiendas. Si tienes excusas para hacer mal un dibujo es peor que si simplemente lo haces mal. No hay excusa para dibujar mal porque dibujar mal no es malo. Es normal.
  • Busca estilos nuevos. Cuando estés a gusto con tu estilo de dibujo, prueba algo nuevo. Dibujar siempre las mismas cosas, con el mismo estilo o usando las mismas técnicas sólo vale para perder el tiempo dibujando lo mismo una y otra vez. Prueba cosas nuevas siempre que tengas oportunidad, pero siempre sabiendo lo que quieres.
  • Si vas a hacer algo, hazlo BIEN. Si sabes cómo se hace algo, no lo hagas de la forma que sabes que no se hace por pereza. Bajar el nivel es perder el tiempo. Como mínimo, que esté al mismo nivel que lo mejor que hayas hecho.
  • De vez en cuando, olvida todo lo que crees que sabes y vuelve a investigar. Siempre se descubre cosas nuevas en lo que hace otra gente. Observa a otros, busca referencias y empieza de nuevo.
  • Prohibido tener miedo a las cosas nuevas. Si tienes miedo de romper algo o a usarlo mal no vas a poder usarlo. Aprende a usarlo y luego úsalo sin miedo. Prohibido el miedo.
  • No tengas envidia. ¿Sabes toda esa gente que dibuja tan bien y parece que ha dibujado así de bien toda su vida? Es mentira. Lo que pasa es que no enseñan los garabatos que hacían antes de dibujar bien. Todo el mundo dibuja mal antes de dibujar bien. No tengas envidia y empieza a mejorar.

6 comentarios:

Laura dijo...

Creo que esto lo voy a imprimir y lo voy a poner en alguna pared de mi cuarto xD

Luy dijo...

Sí, yo creo que también, y en letra MUY grande!!

Sam_dinamico dijo...

jODER LUI QUE GUAPO ME APUNTO TODO LO DICHO, NO CONOCIA TU BLOG PERO AKI ME TIENES. UN SALUDO Y DALE CAÑA.

Luy dijo...

A ver si es verdad!

Elías dijo...

Amen!

Solo puedo decir eso jaja! Todos los puntos tienen mucha razón, sobre todo el de "Si estás dibujando en el ordenador, ¡GUARDA! (Ctrl+S)", cuantas veces habré perdido yo cosas por no ir haciendolo jaja! Pero es que hago demasiado caso a "Si te pones a dibujar, que sea a eso y nada más. Descansa unos minutos cada rato, pero mientras dibujas, céntrate" Me centro tanto en el dibujo que se me olvida jaja!

Seguiré tu blog muy de cerca, pero a ver si publicas de vez en cuando ;)

Luy dijo...

Ya, jajaja, a mí también me pasa, precisamente es eso, me centro demasiado y no me doy cuenta de que pasan las horas, y siempre se te estropea algo cuando menos te lo esperas!!!